miércoles, 26 de diciembre de 2012

Esto está mejor.

Hola a todos.

Creo que es sabido mi desagrado con la jaula en la que tuve que poner a mis periquitos. Alta, con forma de "casita"... Pequeña en conjunto a pesar de que aquellos que no estén familirizados con el mantenimiento (correcto) de aves la considerasen "grande". Mi abuela ahí emtía 20 pájaros si la dejases... ¬¬U

El día 24 me llegaron 2 cajas. Bueno, llegaron al negocio de mi hermano, pues esa era la dirección que constaba cuando hice el pedido xD. Los traje a casa con ayuda de mi prima Su y su pareja, tuve la curiosa fortuna de que estuviesen en Pontevedra, y más, que estuviesen dónde mi hermano.



Una de las cajas era un rascador para las "miaus". Tienen una de las esquinas del edredón hecho un fiasco. El rascador que les tenía en Getafe se me quedó allí y es un elemento básico para gatos que viven en piso.

La segunda caja es la que interesa. Un JAULÓN como dios manda.

Cuando lo escogí y vi las medidas, me pareció adecuado, aprovechable... Leí algunas opiniones que decían que era fácil de montar... Fue abrir la caja y primero pensé:

-Vaya, qué bajita es la "mesa"...

Cuando saqué las rejas... Pensé...

-¿Serán dos jaulas? ¿Esto estará bien?

Saqué todo, dos bolsas llenas de cositas varias, más cosas de plástico que rsultaron ser perchas interesantes, una gigantesca bandeja con dos partes extraíbles, un armazón articulado que parecía LA JAULA ENTERA y 4 planos de rejas separadas (que harían del la segunda mitad), 2 cortos y 2 largos. Uno de los largos con dos puertas... Miro a los lados... Entre las bolsas, dentro de ellas, sacudo todo, doy vueltas sobre mi misma y... ¿Dónde están las instrucciones?

Me pongo como puedo a deducir dónde van unas cosas y para qué pueden servir otras.

Tengo que decir, que con instrucciones seguramente es muy fácil de montar, pero sin ellas había unas cuantas cosas incongruentes (y me sobraron piezas). Es más, tuve serios problemas para encajar dos escuadras plásticas que servían para unir las dos mitades (superior e inferior). La idea era muy bonita, pero cuando los barrotes que se tienen que insertar en ese plástico son ligeramente más gordos de lo que la ranura puede soportar, pasa lo que pasa. Uno estalló y ahí está sujetando... Y el otro, estaba defectuoso, tenía en la ranura (que era tan sumamente justa para el barrote que aquello era una falta grave de control de calidad) un goterón plástico. Traté de rascarlo, de pincharlo, de limarlo... Pero al final tuve que coger un destornillador plano y un martillo y espachurrarlo estilo "cincel y martillo" como los canteros. No he tallado así en mi vida, pero se me dio de maravilla.

Esas cosas de plástico no me dan seguridad alguna, así que con el tiempo las iré sustituyendo por alambre grueso, de momento tiran, que los periquitos no son loros grandes y no van a destruir el jaulón.

Fue cuando empecé a echar el zuro de maíz en el suelo, cuando vi las "instrucciones"... Una hoja tamaño cuartilla doblada sobre sí misma con unas "imágenes" claramente fotocopiadas de fotocopias de fotocopias que sólo me sirvieron para poner unas piezas granates en el techo, todo lo demás era ILEGIBLE.

Bueno, a pesar de ello, lo conseguí, y fue verla montada y pensar:

-Madre mía... Sabía quee ra grande, pero... ¿Me cabrá aquí?

No hice ni una sóla foto del proceso porque momentos antes mi abuela me gritó por haber traído la jaula, se pensaba que iba a montar esa jaula y dejar las otras... Cuando mi intención era todo lo contrario, pero como con todo, esta mujer tiene que pensar mal de todo el mundo (todo el mundo es malo, ella es muy buena, todo el mundo es un guarro, ella es muy limpia -má bien no-, todo el mundo es egoísta, ella es muy solidaria...). Para mear y no echar gota... En fin, comparación:


Estaban separados, me agobiaba notablemente ver la jaula con 4 pájaros más, así que los separé "en parejitas" y así estuvieron hasta que llegó el jaulón que ya se ve montado detrás.

Y ya dentro del jaulón:



Hoy ya están repartidos por todo él, ahora da gusto verlos. Los comederos están en el suelo contra la parte frontal, no colgados, de ese modo, no salen volando las cascarillas y aprovecho lo alta que es la bandeja, y no hay que estar poniendo plásticos guarros que luego picotean e impiden verlos. En lugar de usar los bebederos horizontales que traía, mantengo el bebedero de bola, mucho más higiénico. De mis perchas sólo he colocado las dos de cemento que me quedan, aproveché las de plástico que venían.

Tengo que tomar fotos más detalladas para explicar cómo es, mañana seguramente :) , esta entrada es para actualizar su situación, que afortunadamente y con un esfuerzo, ha ido a mejor.

Un saludo, y hasta mañana (¡¡si no me da pereza!! xD)

No hay comentarios:

Publicar un comentario